Claves para la reinvención de los negocios digitales

Decir que Internet ha transformado la forma de comercializar productos y servicios en el mercado es una obviedad que ya suena a antiguo, pero la elevada penetración social que ha tenido el uso de la Red en los últimos meses, por la pandemia y otras causas, obliga a las empresas a repensar sus estrategias de cara a llegar a nuevos clientes, fidelizarlos y expandir los límites geográficos de sus operaciones. Esta revisión de la estrategia operativa implica, también, renovar la cultura empresarial, replanteando procesos, nichos a los que se dirigen las campañas, personalizando mejor los productos y estableciendo propuestas omnicanales para que las relaciones con clientes y con proveedores sean excelentes.

Paralelo a este proceso de reinvención del negocio se encuentra la necesidad de que la pyme, con independencia de su tamaño o del sector en el que opera, tome más riesgos, salga de su zona de confort y busque a través de esa adaptación incrementar su red de contactos, su presencia en nuevos entornos y su facturación. Para conseguir esta transformación digital, una empresa debe apostar por:

  • Optimizar sus canales internos, buscando mayor eficiencia a través de la digitalización de actividades, que sirva para automatizar procesos, reducir potenciales errores y aumentar la productividad mediante un ahorro efectivo de costes.
  • Diseñando una estrategia comercial que identifique nuevas vías de posible crecimiento. Por ejemplo, el metaverso o la Web 3.0 están definiendo ahora sus bases para el futuro. Apostar por ellas puede ser que implique un mayor coste operativo para una empresa, pero a medio y largo plazo su posicionamiento es posible que suponga una evidente ventaja competitiva.
  • Adelantándose a las nuevas tendencias o a los cambios en las preferencias de los consumidores, para lo que habrá que desarrollar mecanismos de análisis de datos a través de procesos de aprendizaje basados en la inteligencia artificial, y, también, fomentando políticas colaborativas con aliados, como pueden ser proveedores, empresas de otras industrias o con los propios clientes.
  • Apostar con fuerza por la fidelización del cliente, lo que significa implementar acciones tanto en el proceso previo a la compra como en relación a los servicios postventa. La comunicación bidereccional basada en la confianza es clave para identificar patrones que sean relevantes para ellos y, posteriormente, es preciso que la empresa cuente con mecanismos ágiles para implementar y absorber los nuevos cambios que se propongan.

Nuevas oportunidades digitales de negocio para las pymes

Conceptos como blockchain o metaverso empiezan a ser de uso común entre la sociedad, y es que lo que parecía muy lejano hace apenas un par de años hoy ya es una realidad para un número creciente de empresas. En este sentido, el informe ‘2022 Trends Report, elaborado por Globant, identifica algunas de las tendencias clave que marcarán el éxito para muchas industrias en sus negocios digitales.

Entre ellas, cabe destacar:

  • La descentralización de la oferta de servicios en la Red. El blockchain va a cambiar la manera de operar de los marketplaces, ya que se está forjando una red interconectada directamente entre empresas y usuarios por medios de APIs. Va a permitir que se establezcan smart contracts entre las partes, que se irán desbloqueando a medida que se vayan cumpliendo los hitos pactados. La seguridad y la confianza serán los ejes de una nueva realidad en la que las plataformas de búsqueda y las redes sociales parece que serán las grandes perdedoras.
  • El metaverso servirá para crear nuevas maneras que todavía apenas se han empezado a vislumbrar entre los clientes y las empresas. La forma de vender los productos, la percepción sensorial, la omnicanalidad real de toda la comunicación y de los procesos, una presencia digital completa e integral… Son solo algunas líneas iniciales de un libro que va a cambiarlo todo. Las pymes están en un momento idóneo para aprender e intentar estar presentes cuanto antes en este inédito entorno.
  • El dato, eje primordial. El machine learning y la Inteligencia Artificial ya permiten extraer información cualitativa muy relevante de la ingente cantidad de datos que manejan las empresas. Sin embargo, a la velocidad de procesamiento actual, en unos meses, el paradigma de conocimiento que se puede sacar de los datos habrá evolucionado hasta niveles insospechados. Hasta qué punto cambiará eso a los sectores y a los servicios de valor añadido que se ofrecen a los clientes es algo que todavía hoy se está comenzando simplemente a ver.
  • La sostenibilidad, la adaptabilidad y la flexibilidad serán los hitos que distinguirán a las empresas que alcancen el éxito en el nuevo entorno digital de aquellas a las que los consumidores les den la espalda. El conocimiento a través de los datos ayudará a que los empresarios puedan tomar decisiones mejor informadas, pero, aun así, no exentas de grandes dosis de riesgo.

Fuente original: www.asesoresdepymes.com