Asegure el éxito de su nuevo negocio

Estamos a puertas de iniciar un nuevo año y la esperada recuperación economica parece cada vez más cercana gracias al avance de la vacunación. ¿Pero éste buen panorama es suficiente para iniciar un emprendimiento? Si está decidido a emprender, entonces, lo mejor es hacerlo sabiamente y para que asugure el éxito de su nuevo negocio, lo principal es saber qué tanta competencia existe. A continuación veremos qué puntos se deben considerar cuando se ingresa a un mercado saturado.

Encuentre un nicho de mercado

Lo peor que puede hacer un empresario que está tratando de abrirse paso en un sector saturado es intentar competir con toda la industria. Destacar ante un ejército de marcas con mucha más experiencia y, por tanto, más conocidas para los consumidores es el camino más rápido hacia el fracaso. De ahí que una de las mejores maneras que existe para superar los obstáculos sea la de diferenciarse del global de la industria atacando un nicho de mercado. Las posibilidades de alcanzar el éxito se multiplican de forma exponencial si nuestro objetivo de negocio se centra en un sector determinado, donde existen más oportunidades y la competencia es algo menor.

Operando en un segmento más reducido no se produce la lógica reacción de la industria, ya que no le considerarán un rival a exterminar. Además el número de competidores disminuirá por lo que sus opciones de llevar a delante su negocio serán mucho mayores. Otras áreas de funcionamiento interno de la empresa, como la logística y la manufactura, también saldrán beneficiadas ante el evidente recorte de su catálogo de cara a satisfacer sólo a una parte de los clientes.

No siga a la competencia, sea diferente

Una vez que se tenga claro el nicho de negocio al que pretendemos dirigirnos, hay que centrarse en el diseño, fabricación y elaboración de productos o la prestación de servicios que sean diferentes a los que ya existen. Para ello lo mejor es recurrir a las opiniones de los clientes de cara a lograr que lo que su empresa ponga encima de la mesa se diferencie del resto del menú de la industria. No se puede negar que en muchos sectores, las compañías venden prácticamente lo mismo, pero el único motivo que lleva a la supervivencia de todas esas firmas es que existen detalles que las diferencian. Ya sea el precio, la calidad, las funciones… Cualquier aspecto en el que se destaque es la clave que separa a los negocios de éxito de aquellos que se ven obligados a cerrar.

En la sociedad actual, los consumidores ya no se preguntan si existe una solución a una necesidad. Eso se da por hecho. Ahora la cuestión es qué solución es la mejor de las que cohabitan en el mercado. Su misión como empresario es preguntarse por aquello que tiene su producto que le permite superar a la competencia. Si existe ese factor, los consumidores se decidirán sin duda por su solución aunque su negocio sea menos conocido que otros.

Cuide su comunicación e imagen

En un entorno con múltiples opciones de similares características, el consumidor se decantará por aquella que conozca. La importancia de saber vender un producto o servicio es fundamental. Por tanto, no se deben utilizar las mismas palabras o fórmulas que sigue el resto de  la industria. Lo más indicado es diferenciar nuestras soluciones con una arriesgada apuesta de marketing.

Además de la publicidad que ayude a la difusión de la marca, tampoco conviene dejar de lado otro tipo de marketing menos tradicional, como el de contar con un grupo de expertos de reconocido prestigio para los clientes, que promocionen nuestros productos o servicios. Esta opción es especialmente indicada cuando al consumidor al que aspiramos se mueve en entornos digitales. En este caso disponer de un especialista con un buen número de seguidores que explique las virtudes de nuestra marca supone una gran ayuda.

Fuente original: www.asesoresdepymes.com