El nuevo mal de las fakes reviews

Las fake reviews son opiniones mal intencionadas, generalmente provenientes de usuarios falsos, con el único objetivo de dañar la reputación de su marca. El problema, hoy en día, es que cualquier persona puede crearse uno o mas perfiles falsos y nadie puede controlar esto. El nuevo mal de las fakes reviews puede hacer que su negocio afronte perdidas de credibilidad e imagen.

Las fakes reviews son más propensas en épocas festivas como las ofertas del black Friday y Navidad. A pesar de ello, uno de los grandes problemas que existen, es que los nuevos negocios no son plenamente conscientes del riesgo comercial que supone que una fake review impacte sobre la reputación de la marca. De hecho, solo acostumbran a reaccionar cuando ese impacto se transforma en pérdidas económicas. Lo malo es que entonces ya es tarde. Lo ideal es prevenir cualquier problema y pasar a la acción ante el primer comentario del que se tenga sospechas de su falsedad.

Para evitarlos, desde este blog ofrecemos unas directrices que ayudarán a combatir y limitar el daño de este tipo de comentarios.  

Equilibrar la balanza

Aunque existen excepciones y la normativa será cada vez más rigurosa al respecto, la realidad es que hoy en día es casi imposible eliminar cualquier publicación que haya en internet, aunque se demuestre que es falsa.

De hecho, y aunque sea posible, los trámites son tan largos que cuando se logra su eliminación ya es tarde para evitar el daño. De ahí que la mejor estrategia para no ser víctima de fake reviews pasa por reaccionar con contenidos de índole positivo en aras de equilibrar la balanza. Con esto no se quiere decir que se creen reviews positivas falsas, sino que se generen noticias y acciones de marketing para que cualquier consumidor que esté interesado en la marca no vea solo lo negativo cuando entre en cualquier buscador.

Hacer seguimiento a las malas opiniones para dar solución a los supuestos problemas suele desenmascarar a las fakes reviews ya que dejan de contestar cuando se les pide información como numero de orden o facturas que prueben las compras. Una vez identificados es recomendable crear campañas que informen que su negocio esta siendo víctima de esta desleal práctica, esto suele, no solo minimizar los daños, sino también generar empatía.

Otro método que debe conocerse para hacer frente a estas amenazas consiste en saber sobre ellas. Y es que conocer al enemigo es una de las mejores maneras de poder frenarle. Con ese objetivo, conviene saber que existen sectores que suelen estar más expuestos a las fake reviews que otros, lo que debe obligar a esos negocios en concreto a extremar la precaución. Dichos sectores son: hotelería, turismo, gastronomía y retail.

Por tanto, si un emprendedor posee un negocio cuya actividad se englobe en alguna de las áreas económicas que se acaban de exponer deberá valorar con más énfasis si cabe el peligro de las fake reviews, ya que es casi seguro que lo acabará sufriendo. En ese caso es importante recalcar que siempre debe evitarse la estrategia de comprar opiniones positivas. O dicho de otro modo, pagar a consumidores (mediante regalos por ejemplo) para que ensalcen nuestros productos.

Fuente original: www.asesoresdepymes.com