Tendencias de la publicidad en redes sociales

Tendencias de la publicidad en redes sociales.- A estas alturas, no es ninguna novedad que la pandemia del coronavirus ha impulsado al comercio electrónico hasta alcanzar datos hasta ahora inéditos. En ese auge del e-commerce ha tenido mucho que ver en el aumento del uso de Internet y, en concreto, de las redes sociales. Según datos de la compañía de ciberseguridad Akamai, el tráfico mundial de Internet aumentó durante 2020 hasta un 20% con respecto al año anterior. El de las redes sociales, por su parte, experimentó un crecimiento del 10% según un estudio de Datareportal, en asociación con WeAreSocial y Hootsuite.

Algunas de las tendencias que han vivido, durante la pandemia, las plataformas como Facebook, Instagram, Twitter o el más reciente TikTok han llegado para quedarse. Con el fin de detectar cuáles son estas nuevas tendencias y cómo poder optimizar la inversión de las empresas en redes sociales, la consultora de publicidad online BannerFlow ha recogido recientemente las cinco tendencias publicitarias en redes sociales. 

Auge de los formatos efímeros

El formato de contenido efímero, principalmente en vídeo y conocido como historias, se ha hecho tan populares en Instagram y TikTok que incluso la veterana Facebook lo ha imitado (también Twitter, aunque el experimento sólo ha durado unos meses).

Como destaca BannerFlow, su eficacia radica en incitar al espectador a descubrir más sobre algo que acaba de ver, creando en él cierto miedo a perderse algo. En Instagram, por ejemplo, se utiliza eficazmente cuando las marcas se anuncian entre las historias que un usuario está viendo de otras personas a las que sigue. Así, si ve el anuncio de unas zapatillas o una oferta vacacional que le impacte y se queda a medias, podrá hacer clic en el enlace para descubrir todos los detalles.

Este formato también puede ser útil si, con su correspondiente estrategia, la marca publica contenidos atractivos en las historias para que los seguidores no tengan un impacto fugaz, sino que vuelvan día tras día, lo que aumentará también el número de seguidores regulares.

Microinfluencers

Si la utilización de influencers es ya algo habitual en la publicidad online (e incluso en la tradicional), el marketing con microinfluencers tiene ante sí estupendas perspectivas de futuro. Se trata de la utilización de usuarios con entre 1.000 y 100.000 seguidores -lejos del millón o más que tienen los influencers “clásicos”- y con proyección en un nicho de audiencia muy concreto.

Según BannerFlow, su principal ventaja es que es mucho más asequible para pymes y marcas sin demasiado presupuesto que la publicidad con influencers masivos. En esa misma línea, permite a la empresa anunciante establecer una relación de trabajo directa, cercana y positiva con un microinfluencer. En algunas ocasiones, incluso, será tan fácil como ofrecerle productos o servicios para que los difunda entre su nicho de seguidores, inferior al de otras figuras públicas, pero con un perfil mucho más cercano a lo que se le ofrece.

Automatización creativa de la producción de anuncios

BannerFlow destaca como otra de las tendencias en publicidad la utilización de un sistema de plataformas de gestión creativa (CMP). La creatividad programática es un anuncio digital que contiene elementos de diseño integrados con la estrategia programática. De esta forma, el anunciante puede entregar mensajes adaptados a la audiencia que los debe ver y al entorno en el que será visto.

Los CMP ofrecen así a las marcas la oportunidad de emparejar en tiempo real el contenido adecuado al cliente, sustituyendo el texto genérico de relación con el usuario al que va dirigido, las imágenes y el contenido de vídeo, con anuncios en HTML5 que se transforman en función del usuario. Se trata de una tecnología que seguirá avanzando en los próximos meses y años.

Los formatos en vídeo siguen creciendo

Si bien ha sido un importante recurso para las marcas durante años, el auge de TikTok ha demostrado de forma contundente que el vídeo corto sigue siendo el rey de los formatos en redes sociales y en publicidad.

En marzo de 2020, cuando medio mundo estaba encerrado en casa, la red social china experimentó el récord de 115 millones de descargas en todo el mundo. Desde entonces, su popularidad ha ido aumentando, dejando de ser una plataforma de adolescentes para convertirse en una herramienta para multitud de anunciantes. Incluso Instagram, en un intento por competir con este formato, introdujo sus llamados Reels.

Estas cifras son una buena noticia para el mundo de la publicidad en redes sociales, ya que los formatos en vídeo permiten a las marcas transmitir su mensaje de forma mucho más eficiente y creativa.

Una oportunidad para los algoritmos de optimización

Los algoritmos son fórmulas por las cuales se seleccionan unos contenidos y anuncios concretos que la propia red social cree que interesarán a cada usuario, en función de sus comportamientos e interacciones previas.

Pese a las críticas de muchos usuarios, los anunciantes que configuren sus campañas y segmentaciones de forma óptima pueden obtener grandes resultados gracias a los algoritmos.

En este sentido, BannerFlor da varios consejos para sacar el máximo partido al algoritmo de Facebook. El primero es utilizar el formato vídeo si se busca un gran compromiso por parte del usuario. El segundo es jugar con los diferentes formatos publicitarios de Facebook. El tercero es respetar las normas del sitio para evitar penalizaciones. Y, por último, recomienda utilizar los anuncios de forma que promuevan un vínculo positivo, pero evitando siempre llamamientos que puedan ser considerados clickbait -generar tráfico a la web a base de contenidos tendenciosos o falsos.

Fuente original: www.asesoresdepymes.com