Categorías
Economía Marketing

Crecen los ciberataques post-Covid

Crecen los ciberataques post-Covid – Los costes vinculados al cibercrimen en el mundo alcanzarán este año los 6 mil millones de dólares, según los cálculos de Cybersecurity Ventures, una factura colosal, que crece anualmente, y multiplica los costes en ciberseguridad de gobiernos y empresas corporativas, cuyos directivos siguen señalando esta amenaza  como una de sus principales preocupaciones.

En el estudio del pasado año, lo destacaron como riesgo uno de cada tres CEO’s de compañías internacionales. Aunque en proporciones casi similares, de asuntos como la sobrerregulación de sectores, las guerras comerciales o la incertidumbre económica y en sintonía con las incertidumbres geopolíticas. La contracción de la actividad ha elevado el nivel de peligro que las empresas observan en los ciberataques.

Aumento de inversión contra ciberataques

Pese a los cada vez más amplios desembolsos financieros que el sector privado y los gobiernos emplean en la protección de servidores, el gasto mundial ha aumentado desde 2018, cuando se emplearon 600.000 millones de dólares.

Pero la dimensión de la amenaza, en términos cuantitativos, tal y como anticipan los expertos de Cybersecurity Ventures, traslada el cibercrimen a un estadio de mayor gravedad. Las estadísticas corroboran la alta peligrosidad que cobra este asunto. Gartner, la firma de consultoría informática, incide en que el 68% de los directivos empresariales siente que el riesgo de ciberataques “está en aumento”, mientras Verizon, en su informe anual, señala que el 71% de las fallas de seguridad detectadas por las corporaciones internacionales respondieron a acciones de ciberdelincuencia y, de ellas, el 25% fueron declaradas espionaje.

Modalidades de ataques

El método más utilizado por los hackers es el de Back Doors, modalidad por la que el ciberdelincuente trata de persuadir y conseguir los datos confidenciales de acceso a tarjetas de crédito o passwords estratégicos de empresas. En casi todos los casos, poniendo en peligro la capacidad reputacional de las empresas.

En el Penomon Institute asegura que las empresas habían incrementado sus gastos en un 11% para resguardarse de atentados sobre sus fallas de seguridad desde 2018 y en un 67% desde 2014, para tratar de repeler la proliferación masiva de incidentes, uno cada 39 segundos, o 2.244 al día, según la Universidad de Maryland.

El COVID y los ciberataques

La pandemia, que ha dejado con problemas de liquidez a millones de empresas en todo el mundo, ha obligado a las compañías y a los gobiernos a destinar el doble de sus recursos a esta amenaza. Entre otras razones, porque la prevención resulta esencial.

IBM estima en siete meses el tiempo que toma la identificación de ataques y que el promedio del ciclo de limpieza de estos actos delictivos online se prolonga durante casi 11 meses. Con un coste medio, sólo por pérdida de datos, de 3,92 millones de dólares, afirma Security Intelligence.

Las estructuras empresariales se han debilitado de manera más notable debido a la pandemia. Por ello, con el ciclo de negocios post-Covid en formación, las partidas destinadas a elevar las ratios de seguridad están siendo revisadas para abordar el dinamismo que se avecina, como acaba de pronosticar el FMI, que sitúa el repunte del PBI global para este año en el 6%, el más alto de las últimas cuatro décadas. Gartner prevé que se eleven en un 50% los presupuestos en seguridad informática en las empresas este año. Ante el riesgo de robo de información corporativa.

Fuente original: www.asesoresdepymes.com