7 estrategias para impulsar a los negocios tradicionales en el mundo digital

Para garantizar su propia supervivencia y seguir siendo competitivas incluso en una coyuntura como la actual, las tiendas tradicionales deben reinventarse, encontrando espacios en los que lograr diferenciarse respecto a sus competidores. Hoy en día contar con presencia en la web es vital.

Por ello, las tiendas físicas deben hacer un esfuerzo por abrirse al cambio de mentalidad y a la innovación. El mejor ejemplo lo tienen, curiosamente, entre sus principales competidores, dado que muchas firmas digitales han apostado en los últimos años por expandirse a través de tiendas físicas con las que han obtenido elevadas rentabilidades y han generado flujos de liquidez muy importantes. Además, les está permitiendo conseguir una relación más cercana con sus compradores, que son atendidos por personas cara a cara, facilitándoles añadir mayor valor a su portfolio de servicios mientras ‘humanizan’ sus productos.

Este caso de recorrido inverso debe suponer para muchos negocios tradicionales el mejor estímulo para creer que es posible impulsar su cuenta de resultados manteniendo su presencia física y sus valores ‘de siempre’, sin perder la esencia de lo que son, a través de la puesta en marcha de algunas de estas medidas:

1.- Crear una tienda virtual. En la actualidad, está al alcance de todos poder crear una plataforma de E-commerce, pudiendo elegir el hosting, su nivel de usabilidad, el gestor de contenidos y hasta escoger a sus proveedores en cuestión de un puñado de clicks. De este modo, nuestra empresa podrá, por un lado, llegar a nuevos clientes alejados del espacio geográfico tradicional y, por el otro, especializarnos en aquellos productos y servicios en los que nuestra experiencia permita diferenciarnos del resto de competidores.

2.- Mejorar la presencia online. El primer paso, si todavía no se tiene, es desarrollar una página web corporativa que recoja los valores y la misiónde la compañía junto a información sobre el portfolio de productos. A partir de ahí llega el complicado trabajo de mejorar el posicionamiento (SEO, SEM) y de incrementar nuestra reputación en la Red, recabando opiniones positivas de los usuarios, aportándoles información que no se limite sólo al ámbito comercial y siendo rigurosos en cualquier campaña digital o de emailing que implementemos.

3.- Trabajo activo en redes sociales. De nada sirve pretender crear cuentas en todas las redes sociales que se nos ocurra si luego no las mantenemos activas periódicamente ni atendemos en un tiempo razonable a los usuarios que nos realicen alguna pregunta. En este contexto, el sentido común debe gobernar nuestra toma de decisiones y tener siempre claro que nuestra prioridad es garantizar la sostenibilidad económica y financiera de la empresa.

4.- Fidelizar y premiar a los clientes. Estar en los mundos online y offline permite a la empresa llevar a cabo campañas que atraigan la atención de los consumidores, mediante, por ejemplo, ofrecer descuentos exclusivos online a los clientes de nuestras tiendas físicas o invitar a eventos promocionales en nuestros locales a los usuarios de la plataforma digital. Los boletines y newsletters periódicos pueden resultar de gran ayuda para el éxito de estas acciones.

5.- Conozca a sus consumidores. La esfera digital te permitirá obtener información muy valiosa acerca de tus clientes, como sus gustos y preferencias, su edad, sus horarios de compra o el periodo del mes en el que suelen adquirir tus bienes. Con todos estos datos, podremos modificar nuestras tiendas físicas para ofrecerles nuevas experiencias de disfrute, como, por ejemplo, creando catas de productos, tertulias culturales, actividades para niños o cursos.

6.- Servicios de valor añadido Premium. Si resulta cada vez más difícil competir vía precios la solución puede estar en ser excelentes en la atención al cliente. Aconseja y mima a los usuarios, ofréceles un trato profesional, pero, a la vez, cercano, bríndales la oportunidad de realizar algún curso presencial en tu tienda o graba algún vídeo corto ofreciendo trucos para sacarle el máximo partido a tus productos. Con estos pequeños consejos te ganarás su respeto y puede que así estén dispuestos a pagar más simplemente porque les atiendas.

7.- Busque posibles aliados. Quizá resulte muy ambicioso pensar que es posible competir con grandes marcas multinacionales a largo plazo pero es factible que creciendo a través de la unión con otros comercios complementarios las cosas cambien. Por ello, nada mejor que encontrar empresas de tamaño similar al nuestro en otros sectores con los que podamos compartir estrategia digital y llegar así a mayores audiencias ofreciéndoles un portfolio de servicios más ambicioso. Para lograrlo, quién sabe si esos nuevos aliados no estarán en la tienda del barrio contigua a la nuestra. Es sólo cuestión de comprobarlo.

Fuente: Asesores de Pymes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *