Cómo mejorar la eficiencia logística para obtener más beneficios

Pocos empresarios tienen realmente en cuenta la importancia de la logística al poner en marcha su proyecto de negocio, pero la realidad del mismo termina por darle su verdadera relevancia una vez que la empresa ya está en funcionamiento. Y es que, por regla general, la logística, que abarca actividades como el empaque, el almacenamiento, el transporte y la distribución de los productos, puede suponer hasta un tercio del coste total de una entidad, por lo que un cálculo erróneo de cualquiera de estas partidas puede resultar fatal incluso para garantizar la propia supervivencia de la compañía.

Por ello, lo más oportuno es llevar a cabo un análisis profundo y objetivo de las necesidades que tiene la logística en mi entidad y, en virtud de ello, trazar soluciones que aumenten la eficiencia y, sobre todo, sirvan para rebajar gastos. Estas son algunas de las claves para lograrlo:

Conoce el coste real que supone para cada departamento los distintos procesos de logística

Para lograrlo, establece una política de comunicación fluida y sincera con ellos: No se trata de averiguar quiénes son los culpables del ‘despilfarro’ sino de encontrar mecanismos para abaratar el gasto y ser más productivos, implicando a todos los niveles de la organización.

Externaliza aquello que sea más económico

Intentar realizarlo todo dentro de la empresa es una buena decisión si no se quiere depender de terceros en ningún momento, pero puede suponer un severo lastre financiero si con ello se están incrementando los costes de producción y el precio final del producto en tiendas. Por ello, consigue tarifas de compañías que se dediquen al transporte, al almacenamiento o a la distribución y echa cuentas, ya que te puedes llevar una grata sorpresa.

Unase con otras empresas de su tamaño

Internet puede ser también aquí su mejor ayuda, ya que puede haber empresas de otros sectores que, como usted, deban encargarse de almacenar, transportar y entregar productos en una localización parecida. Hable con ellos, y, si les conviene a ambos, quizá puedan compartir servicios logísticos de un tercero y ahorrar un importante coste económico por el camino.

El poder de la negociación

Tanto con clientes como con proveedores es imprescindible intentar llegar a acuerdos que resulten lo más llevaderos posibles tanto desde el punto de vista económico como en el plano organizativo (tiempos de entrega, flexibilidad de horarios, disponibilidad…). Implementar una estrategia formativa en aquellos miembros de la plantilla que se dedican a tener relación con terceros puede mejorar nuestra eficiencia a largo plazo.

La importancia del control de calidad

Aunque pueda parecer increíble, uno de los mayores costes logísticos para muchas empresas es la gestión de los productos defectuosos, bien sea porque en algún punto de su fabricación hubo algún fallo o debido a que durante su almacenamiento, transporte o distribución se produjo una negligencia. Para evitarlo, crea controles de calidad para revisar los productos que vayas a enviar y establezca pautas para evitar que se dañe algún bien durante los procesos de entrega.

Gestión adecuada de la demanda

A través de la experiencia en el mercado es como se conoce en qué momentos del año existe una mayor demanda de nuestros productos y en cuáles es más baja. Eso permitirá acomodar la producción y, con ello, la logística, a las necesidades reales de los consumidores, rebajando considerablemente nuestra factura logística.

La seguridad no es un coste, sino una inversión

Los robos son, por desgracia, una realidad cotidiana con la que han de convivir muchas empresas, bien sea durante el periodo en que los productos descansan en un almacén o cuando inician su tránsito hacia el cliente final. Invertir en mecanismos para reducirlos a su mínima expresión, como, por ejemplo, cámaras de seguridad, puntos de checking de mercancía o acciones a través de Blockchain, garantiza al menos que los robos, si los hay, sean poco relevantes en el conjunto global.

La misma estrategia con tu software logístico

Apostar por una digitalización de sus inventarios que le permita atender con rapidez cualquier demanda es una magnífica decisión, ya que le dará la posibilidad de ofrecer mayor valor añadido a su propuesta hacia los clientes y, una vez implementada, le dará un buen rendimiento para los próximos años, sin tener que invertir en nuevas actualizaciones.

Evolución sostenida

A medida que crece el negocio, es probable que nuestra demanda logística se incremente, por ejemplo, requiriendo un almacén con un espacio mayor o invirtiendo en nuevas furgonetas de reparto que nos permitan cumplir con los plazos de distribución. Pero conviene tener siempre presente que cualquier incremento en uno de los ámbitos de nuestra logística normalmente deberá ir acompasado con el desarrollo del resto para, de este modo, impedir que haya una infrautilización de algunas de las inversiones realizadas.

Medición y verificación

Todo lo dicho en los anteriores puntos no sirve de nada si no se establecen sistemas eficaces de medición de la actividad logística, que evalúen si nuestro plan y las mejoras que se han implementado han contribuido de un modo real a la mayor eficiencia de nuestra empresa. Incluso para evitar suspicacias, puede encargarse la tarea a un tercero externo que ‘audite’ todos los procesos y nos ofrezca un análisis crudo pero objetivo.

Fuente original: www.asesoresdepymes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *