Consejos para abordar el Black Friday

El “Black Friday” es una festividad de Estados Unidos, celebrada el viernes después del Día de Acción de Gracias. No obstante, con el paso de los años, se ha convertido en una maratón de compras global que se extiende durante varios días. Por ejemplo, a veces puede empezar un jueves y finalizar 5 o 6 días después.

Durante el año 2018 el Perú mostró un aumento del 841% en las ventas durante el “Black Friday”, en comparación con un día normal.

Las categorías más vendidas fueron: ropa, electrónica, zapatos, electrodomésticos, cosméticos y perfumes. El 49% de los peruanos ya saben lo que va a comprar durante el Black Friday. En cuanto a la cantidad, están considerando comprar un promedio de 3.7 productos.

Bajo toda esta contundente información está claro que ninguna empresa puede quedarse fuera del Black Friday. Por ello debe tener en cuenta una serie de detalles que no puede descuidar y que debe activar desde ya.

 

  • Promoción y diferenciación

    El establecimiento debe avisar con antelación al cliente ávido de ofertas y dejarle muy claro cuándo, dónde y con qué cantidades van a llevarse a cabo. Cuanto más se diferencie más llamará la atención, y cuantos más medios emplee para promocionarse, más ojos verán su marca. Para ello puede valerse de la publicidad, volantes en su vitrina, físico y/o digital, y de anuncios atrayentes a través de redes sociales. Pero, cuidado, optar por esta última opción significa haberlas trabajado previamente, diseñando diligentemente la presencia y los mensajes y habiendo captado a un grupo generoso de seguidores fieles que puedan no sólo darnos feedback como compradores, sino que fomenten el ‘boca a boca’.

 

  • Mensaje y objetivo

    Para que la promoción sea eficaz, el mensaje trasladado a nuestros posibles clientes debe ser directo y claro. Si fuese posible, ha de estar enfocado a un nicho poblacional concreto, el más habitual entre nuestros compradores, y a una serie de demandas o necesidades que se nos hayan planteado de forma frecuente. Y, por supuesto, con un precio lo más ajustado posible para poder captar y fidelizar.

 

  • Servicio de entrega y posventa

    Son esenciales también para esa captación y fidelización de la que hablábamos anteriormente. Da igual que nuestro precio sea el más bajo: si el cliente lo recibe tarde o en malas condiciones, o si no sabemos darle solución a un problema latente habremos perdido su confianza. Y con ella también la de otros muchos que atenderán a sus malas críticas sobre nuestro servicio, que muy probablemente quedarán plasmadas en la Red de Redes.

 

  • Planificación

    Entrar en el universo del Black Friday no debe decidirse de la noche a la mañana, hay que estar preparado y tener muy presentes posibles hecatombes para saber cómo evitarlas: caídas de la tienda online; fallos en los sistemas de cobros o en la gestión de stock; contratación de personal adicional; posibles problemas con proveedores de productos y/o servicios… Que alguno de los eslabones falle significará retrasos y desajustes en muchos pedidos y, en consecuencia nos llevaremos unos cuantos clientes insatisfechos.

 

Fuente original: www.asesoresdepymes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *