Estrategias de crecimiento para pequeñas empresas

Si usted se está planteando ampliar el negocio, sepa que dos son las alternativas principales: crecer por su cuenta, de forma independiente, lo que se conoce como crecimiento orgánico, o hacerlo acompañado, vía fusiones y/o adquisiciones, lo que se conoce como crecimiento corporativo. Tomar un camino u otro requerirá realizar un análisis en profundidad de los medios disponibles en la propia empresa y de la situación del mercado. También habrá que considerar la cultura corporativa, ya que las compras o alianzas implican una mayor apertura a influencias externas. Vamos con las opciones:

 

1.- Ampliar la capacidad de la empresa

El plan para expandir un negocio lleva riesgos implícitos, por lo que es necesario definir adecuadamente los pasos a seguir para ser capaces de afrontarlos y evitar, entre otras cosas, un aumento excesivo del endeudamiento de la compañía que ponga en peligro su permanencia en el largo plazo. Cuanta más información empresarial se consulte durante la etapa de preparación de este proceso.

 

Para crecer será necesario:

  • Conseguir nuevos clientes, lo que requerirá aumentar la capacidad de producción/venta de productos y servicios para poder atenderlos.
  • Probablemente habrá que incrementar el equipo de la compañía, o recurrir a nuevos proveedores que sostengan la nueva demanda.
  • También es aconsejable invertir en I+D, lo que posibilitará desarrollar nuevos productos que mejoren los de la competencia para captar más clientes.
  • La digitalización del negocio puede impulsar la expansión. Adaptarse a las nuevas tecnologías incrementará la capacidad de producción y facilitará el acceso a nuevos clientes a través de Internet. Una plataforma de venta online o campañas de publicidad en las diferentes redes sociales pueden suponer un salto exponencial en las ventas de una compañía.

 

2.- Crecer vía fusiones o adquisiciones

Otra forma de incrementar el tamaño del negocio es crecer comprando una empresa o a través de acuerdos o fusiones con otras compañías. Una adquisición requiere una capacidad financiera importante, por lo que asociarse puede resultar una medida más factible para una pequeña empresa a la hora de expandir su mercado.

La selección del socio adecuado requiere una investigación a conciencia. Para la búsqueda del candidato ideal también se pueden utilizar los datos que ofrecen los informes de empresas, para quedarse con aquellas que cumplen los criterios de tamaño, ingresos, posición en el sector o solvencia que se hayan establecido. Y tener los últimos datos actualizados sobre las mismas, su estructura societaria, y sobre sus administradores. Esto cobra mayor importancia si se está pensando dar el salto a un mercado exterior que no se conozca todavía.

Independientemente de la opción por la que se decante, tener claro las necesidades que se van a producir y la mejor forma de responder a ellas, según las características de la empresa, es fundamental. Guiarse por una información sobre empresas de calidad y fiable es un primer paso en el buen camino.

 

Fuente original: www.asesoresdepymes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *