Los secretos del trabajo en equipo

El trabajo en equipo hace que todos persigan las mismas metas en común, consiguiendo que los esfuerzos se potencien, disminuyendo con ello el tiempo invertido y elevando la eficiencia y calidad de los resultados.

El líder es la figura clave en los nuevos negocios para lograr que exista el trabajo en equipo. Si el líder solo piensa en sí mismo es imposible que logre la comunión y el compromiso del resto de la plantilla. De ahí que sea fundamental que siempre eleve el  “nosotros” por encima del “yo”. Eso es lo que hacen precisamente grandes empresarios como el fundador de Vigin, Richard Branson, que en todas sus entrevistas siempre habla de “nosotros”. Resulta evidente que Branson sabe que elevar la motivación de su gente e integrarlos en la estrategia del grupo es un plan de negocios con visión de alcanzar el éxito.

Para lograr un eficiente grupo de trabajo es necesario seguir los pasos que se exponen a continuación.

 

Genere confianza en su gente

La confianza es la clave fundamental del trabajo en equipo, sin ella será imposible lograr el compromiso del resto. De ahí que sea fundamental generar un entorno laboral en el que todos conozcan las habilidades del resto y en donde los secretos se reduzcan a la mínima expresión.

 

Establezca las mismas metas

Es imprescindible que todos en la plantilla compartan las mismas metas, ya que de lo contrario será imposible llevar a cabo una estrategia de trabajo en equipo. Para lograrlo, es necesario que el líder comunique de forma clara y sincera la misión y los objetivos de la compañía a todos los componentes de la misma.

 

Cuente con sus trabajadores

Una empresa que quiera integrar el trabajo en equipo en su estrategia de negocio de cara a mejorar la eficiencia y la productividad no puede regirse por un líder autoritario al que no le interesa la opinión del resto de miembros de la plantilla. Por eso, el líder debe estar siempre abierto a recibir ideas, sugerencias e incluso reconocer errores. En otras palabras debe tener en cuenta cualquier comentario del último miembro de la compañía, ya que solo así podrá fomentar el trabajo en equipo.

 

Impulse el compromiso

Un buen líder debe ser capaz de hacer entender al  resto de su equipo que los triunfos y los fracasos son responsabilidad de todos. Nunca cometa el error de hacer pensar al resto que el problema es de otro, sino que haga que todo sea compartido.

 

Mejore la comunicación

Un equipo debe escuchar y expresarse. Y eso solo se logra si en la firma existen los canales de comunicación adecuados para que todo se retroalimente. Resulta evidente que en este empeño, una estrategia de puertas cerradas en los despachos carece de sentido, ya que suponen una muralla infranqueable para llevar a cabo una buena labor de comunicación.

 

Conviértase en un líder

Todo grupo de trabajo requiere de la figura de un líder que sea capaz de guiar los esfuerzos en aras de alcanzar un mayor éxito.  En una empresa esa figura es la del empresario que debe convertirse en miembro del equipo y que tendrá que ser clave a la hora de que todos avancen en la misma dirección.

 

Fuente original: www.asesoresdepymes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *