Fórmulas para mejorar los resultados del marketing en eventos

Muchas empresas acuden a eventos o ferias empresariales de forma habitual para promocionar sus productos e intentan aprovechar la inversión que realizan en ellas de la manera más rentable posible. Pero pocas conocen todas las fórmulas que permiten obtener el máximo rendimiento y mejorar sustancialmente los resultados.

 

En primer lugar, las empresas expositoras tienen que alinearse con la mente del visitante y plantearse por qué acuden éstos a una feria, qué buscan en ella, qué les gustaría encontrar, qué tipo de ofertas les llamarán más la atención, cómo consiguen encontrar lo que buscan, qué cosas le gustarán de un determinado expositor, cómo consiguen interactuar con ese expositor y qué se llevan finalmente.

 

Y, una vez analizados estos temas, las compañías deben plantearse cómo orientar su participación hacia lo que va a buscar el visitante. Y pueden hacerlo determinando cómo convocar, a quién y cuándo; para qué les convocamos y qué ofreceremos diferente; cómo contactaremos con el cliente y cómo le enseñaremos la oferta; a cuántos clientes nuevos les he enseñado mi producto; y cómo haré seguimiento de ellos.

 

La actitud es una cuestión fundamental a la hora de participar en un evento. Un planteamiento equivocado sería acudir a ella simplemente porque hay que estar, porque va la competencia, porque si no voy igual piensan que ya no estoy… mientras que un enfoque correcto es el que supone ir a disfrutar, a presentar lo que tengo a cientos de nuevas personas, a abrir posibilidades de negocio para mi empresa…

 

Una vez que este planteamiento está claro, no hay que esperar a que llegue la celebración de la Feria, sino que el trabajo comienza desde el primer momento, mucho antes de la convocatoria, y no termina con ella. ¿Cómo? Identificando los objetivos a cumplir con la participación en el evento, promocionando la presencia de la empresa en el evento, generando tráfico e impactos y, posteriormente, haciendo un seguimiento de los resultados.

 

De esta manera, habremos conseguido que el evento haya supuesto para nosotros una herramienta que multiplica las oportunidades de conseguir grandes objetivos en poco tiempo. Objetivos de todo tipo, tanto comerciales, como de comunicación, de impactos, de tiempo y de agenda, conseguidos fundamentalmente porque un evento de este tipo supone una convocatoria masiva del sector en el que operamos.

 

Fuente original: www.asesoresdepymes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *