4 caminos para aumentar sus ventas

Conocer los resultados de los estudios de marketing que se realizan entre los consumidores es fundamental para cualquier empresa. Sin embargo, no todas las empresas ni todos los negocios pueden satisfacer por completo cada una de sus demandas, pero si deberían intentar profundizar en algunas de ellas, una estrategia que, sin duda, mejorará la satisfacción de sus clientes habituales e incentivará la llegada de otros nuevos. Veamos algunos consejos para conseguirlo.

 

-Alinearse con los valores del comprador. Los consumidores están cada vez más conscientes de la importancia de que las empresas se comprometan con la sociedad y aporten valor, en forma de responsabilidad social corporativa o de otras actuaciones que beneficien a personas desfavorecidas; o que contribuyan a la promoción del deporte, la infancia, la juventud, etc. Si una empresa realiza cualquiera de estas actuaciones responsables debe contarlo para que sus clientes lo sepan. Eso sí, es mejor hacerlo de forma eficiente pero un tanto discreta, para que nadie crea que intenta presumir en exceso o aprovecharse de ello.

 

-Crear productos duraderos. ¿Quién no ha oído hablar de cosas que, antiguamente, duraban toda la vida, y que ahora se rompen enseguida? Cada vez resulta peor la estrategia de vender objetos que se estropean rápidamente para que sean sustituidos por otros. El cliente terminará cansándose. Las nuevas tendencias del mercado apuntan hacia compras más inteligentes, que se centrarán en la adquisición de productos más duraderos, útiles y versátiles, que alarguen su periodo de vida y que, incluso, sean versátiles, es decir que puedan utilizarse en diferentes cometidos.

 

-Incorporar la tecnología. La tecnología estará cada vez más presente en todas las compras. Desde que echamos un primer vistazo a los productos y servicios a través de nuestra pantalla del ordenador portátil o del teléfono móvil, hasta que compramos ‘online’ o nos acercamos a la tienda y utilizamos en ésta dispositivos electrónicos para buscar prendas, comparar y conseguir que nos apliquen descuentos derivados de una promoción que nos había llegado previamente al correo electrónico. Por eso, una de las mejores inversiones que puede realizar en una tienda es en tecnología que mejore la experiencia del cliente, por ejemplo con maniquís virtuales, pagos a través del móvil, etc.

 

-Relaciones personales y consumidor sénior. A pesar de la proliferación de tecnologías, las relaciones personales siguen teniendo un valor fundamental en cualquier negocio, sobre todo si es de cara al público; y aún más si entre la clientela destacan personas mayores. Por lo tanto, ningún negocio debe descuidar la amabilidad y el asesoramiento personalizado, muy valorado sobre todo entre los mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *