Cómo crear un buen equipo directivo

El factor humano es fundamental en una empresa. Por muchos recursos materiales que tenga ésta y mucha tecnología que aplique, si al frente de los principales puestos claves no se encuentran las personas adecuadas el negocio fracasará irremediablemente. Pero, ¿cómo encontrar a los mejores profesionales para cada departamento? Veamos algunos consejos.

 

Conocer exhaustivamente la organización.

Lo primero que hay que hacer es estudiar en profundidad las características de la empresa y los distintos departamentos y secciones, para conocer con el máximo detalle todas sus necesidades y requerimientos en la actualidad y en el futuro inmediato.

 

Determinar cuidadosamente los perfiles.

En segundo lugar, es necesario determinar qué tipo de perfiles encajan en los diferentes puestos y que conocimientos y habilidades son imprescindibles o recomendables en cada uno de ellos. No todos los cargos necesitarán el mismo tipo de profesionales ni las mismas características personales y humanas.

 

Buscar actitudes positivas.

Un buen líder debe tener todos los conocimientos necesarios para desempeñar el puesto que ocupa. Pero esta premisa por sí sola no es suficiente garantía de éxito al frente de su trabajo. También ha de contar con una actitud positiva, que le permita contagiar optimismo y un espíritu de superación continua a todos los componentes de su equipo directivo.

 

Asegurar la empatía.

Ponerse en el lugar de los demás es una de las cuestiones más difíciles para cualquier persona, pero se trata de un requisito completamente necesario entre las que se encuentran al frente de un departamento o servicio. Sólo seleccionando a individuos que la tengan conseguiremos buenos directivos.

 

Capacidad de negociación interna y externa.

Para ser un buen líder es necesario saber negociar con clientes y proveedores, pero también con los propios subordinados y empleados del departamento. Las decisiones impuestas no llegarán a ninguna parte y el “ordeno y mando” no tiene ningún futuro, porque ya no se trata de vencer sino de convencer y llegar a acuerdos satisfactorios para todos. Por eso, entre los mejores valores que puede tener un líder se encuentran la voluntad de negociación continua y la capacidad de llegar a acuerdos con todos los miembros del departamento que dirige.

 

Trabajo en equipo.

Nadie duda de que un buen directivo debe fomentar el trabajo en equipo en todos los ámbitos de la empresa, tanto con los empleados que tiene a su cargo, como con el resto de responsables de los distintos departamentos de la compañía. Sólo los jefes que sepan realizar su actividad de esta manera acertarán plenamente, se sentirán cómodos en el desarrollo de su trabajo y harán sentirse bien al resto de los profesionales de la compañía.

 

Fuente original: www.asesoresdepymes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *