Descubra las ventajas que los códigos QR tienen para su negocio

Ya llevan tiempo entre nosotros. Pero, de momento, sólo son utilizados por las grandes empresas. Nos referimos a los códigos QR, esas imágenes que se leen con la cámara de un smartphone o tablet y que nos dirigen a una dirección de Internet donde se puede acceder a información, vídeos, promociones, descargas, etc

Estamos ante algo a lo que se le puede sacar provecho en el campo del marketing, y que está repleto de ventajas. La principal es que los códigos QR casi no cuestan dinero. Cuando hablamos de costes en este campo nos quedamos solo con los derivados del tiempo y conocimiento de los empleados para crear una campaña efectiva, ya que crear un código de este tipo es completamente gratis. También lo es para el usuario, lo que supone otra ventaja, que puede leer y descargarse el lector tantas veces como desee.

 

Otra importante ventaja es que son novedosos y llaman la atención. El consumidor todavía los concibe como algo muy nuevo, lo que aporta un valor a la imagen de la empresa. También son llamativos, ya que el que sabe su funcionamiento es buen conocedor de que en el interior de todos los códigos puede haber algo realmente interesante.

 

¿Más virtudes? Muchas. Algunas serían que son inmediatos, no se olvidan, son cómodos, ofrecen resultados al momento…

 

La última gran ventaja que ofrece esta novedosa herramienta de marketing es su versatilidad. Al contrario de otros soportes publicitarios, los QR se pueden utilizar en cualquier sitio que uno se pueda imaginar. Así, algunos de las más interesantes serían: folletos, tarjetas de visita, packaging, felicitaciones navideñas, en cualquier material de identidad corporativa, en eventos, en las etiquetas, en las pantallas y carteles de los eventos, en los escaparates, etc. La lista sería interminable. Incluso hay quien lo incluye en la foto de cabecera de Twitter y Facebook. En definitiva, en casi cualquier sitio donde tenga un tamaño que le permita ser capturado por el lector.

 

Ahora bien, una vez conocidas las ventajas lo que toca es saber cómo utilizar esta solución de marketing En la mayoría de los casos, estos códigos son tratados como una anécdota final a una campaña de publicidad. Se suelen crear para poner vídeos o para diseñar alguna promoción. Pero muy pocos negocios se molestan en elaborar una estrategia para sacar partido a los códigos QR.

 

No caiga en el mismo error. Y piense que se encuentra ante una solución de marketing compleja que necesita una estrategia. Para conseguirlo es necesario que usted y sus colaboradores se sienten en una mesa y respondan a las siguientes cuestiones:

 

  • Objetivo de la campaña. No es lo mismo querer llamar la atención que aumentar las ventas de un producto o dar salida a un stock sobrante. Cada finalidad tiene un proceso de creación diferente.

 

  • Qué vamos a ofrecer. Por norma general, cuando un usuario capta con su cámara un código busca un beneficio inmediato. Así que piense qué puede ofrecer su negocio a través del código QR, que consiga atraer consumidores.

 

  • Dónde se va a publicar. Carteles, folletos, email marketing, página web… Es necesario pensar dónde se va a poner el código, ya que quizá el tipo de público que accede a tu negocio por uno u otro soporte no es el mismo. Quizá unos buscan información y otros descuentos. Esas variables también son importantes tenerlas en cuenta.

 

  • Cuánto va a durar. Lo habitual es que las promociones sean limitadas en el tiempo, con vista a hacerlas más efectivas. Pero puede que su intención no sea esa, sino crear imagen de marca. En ese caso, una campaña ilimitada es más efectiva.

 

Como se puede ver, los códigos QR son una buena solución, y económica, de marketing. Pero, como en todo, es necesario crear una estrategia para que la campaña funcione y ayude a dar a conocer la empresa.

 

Fuente original: www.asesoresdepymes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *